martes, 22 de noviembre de 2011

Comunicación popular y alternativa: ¿Qué es? ¿Por qué surge? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿A quien está dirigida?¿Por que es necesaria?

La comunicación popular y alternativa surge ante la necesidad de buscar otros medios que se orienten a informar y cubrir lo que ocurre en el día a día de un determinado lugar, que rompa con los moldes establecidos por las grandes empresas. Por eso la forma en que nacen puede ser establecida como: contrainformación. Si los medios populares surgen como protesta o diferenciación de los medios masivos, es necesario definir, en principio, las características principales de estos y analizar cada una de ellas para arribar al nacimiento de los nuevos tipos de comunicación y así demostrar por que son fundamentales para la vida de algunas personas.
 La comunicación masiva está regida, en general, por grupos multimedios, empresas privadas o corporaciones con intereses definidos. Esto puede desencadenar en que la información brindada termine siendo monótona ya que se dirá lo mismo en cualquiera de las señales que le corresponda a la empresa. Como ya se mencionó, tienen intereses. Pueden ser políticos, ideológicos, económicos o todos en conjunto, pero lo importante es que intentaran convencer a la sociedad de que esos intereses son comunes, es decir, los de todos, a pesar de que no sea así. Por eso, a la hora de informar, se resaltará o se obviará lo que al medio le convenga según su postura, tomando cada tema desde el lado que elijan y jerarquizando lo que sea acorde a su línea editorial. Aparte de esto, otro aspecto que prima es el lucro y el beneficio económico. Por eso a la hora de informar se optará por mostrar aquello que sea más comercial, lo que más venda, dando importancia al valor periodístico pero siempre atado a los fines económicos.
 Este tipo de comunicación apunta al público masivo, busca intervenir en la sociedad de masas, que está basada en el consumo, la industria y los servicios. Todas las personas, quieran o no, se encuentran expuestas a los medios masivos. Por lo que su in/formación puede estar relacionada a los contenidos que estos ofrezcan, que tal vez lleguen a estar modificados o manipulados según convenga. También pueden influir en los pensamientos, individuales o colectivos, debido a que son transmitidos de forma sistemática.
 A partir de esto es como aparecen otros tipos de medios, para informar siguiendo otros parámetros: los medios de comunicación popular y alternativa.
Estos son, básicamente, organizaciones, sociedades, cooperativas, etc. que se encargan de difundir noticias de ámbito cotidiano, las realidades locales o regionales, y tienen como prioridad lo periodístico/social así como temas culturales, comunitarios, de concientización, entre otros. Claramente estos aspectos son fundamentales a la hora de dirigirse al público de un determinado lugar, ya que estos pretenden saber lo que ocurre en su contexto. En los medios populares buscan y encuentran esto. Una persona querrá saber lo que pasa en su ciudad y recurriendo a los medios masivos es poco lo que sabrá, por lo que el medio alternativo es fundamental para satisfacer informativamente a las determinadas regiones donde operen.
 La propiedad privada es escasa. Se busca la participación común, de los vecinos, las personas tienen un papel protagónico y no pasivo, ellos mismo son quienes posibilitan, mediante su trabajo, que se lleven a cabo. La participación de la población es primordial y la toma de decisiones es en conjunto. Estos medios, en general, son autogestionados por lo que quien participe en la realización lo hará meramente por gusto y placer y no por dinero. Esto evita que a la hora de informar se este limitado a ofrecer sólo lo que diera rédito. De esta forma cualquier noticia, con interés, podrá salir al aire. Además que las mismas personas del lugar sean los propietarios, es una ayuda para saber que temas elegir, que atrae y que no, que es lo que despertará atención y que no. En fin, los mismos pobladores serán los que elijan las noticias y quien más que ellos para saber que es lo que realmente desean saber.
 Esta comunicación no tiene costos muy elevados. Por eso cualquiera que desee contribuir puede hacerlo, sólo vasta con la voluntad. Tampoco existe la competencia como con los medios masivos, por lo que cada periódico, radio, etc. podrá trabajar con tranquilidad y sin preocupaciones. También el no interés económico estimula a que se haga solamente por voluntad y con buenas intenciones. Siendo esta una actividad para colaborar, divertirse y aprender, y no un trabajo del cual subsistir. 
 Los receptores, por su parte, también son una pieza fundamental ya que sin ellos nada se podría hacer. Igualmente estos no son tomados como consumidores sino como personas que interactúan. Se busca la interrelación emisor-receptor, formando así una cadena, un ida y vuelta, en el que ambos sean parte y puedan intercambiar visiones y opiniones. Lo reciproco está siempre presente. Que entre ambas parte exista una relación de este tipo, es una muestra de a donde está direccionada este tipo de comunicación. El público también es parte de la conformación de lo que se difunde, porque a través de sus puntos de vistas, que son tenidos en cuenta, colabora activamente. También que los destinatarios puedan expresarse, establece como estos medios priman lo informativo, lo que el publico quiere y desea saber, que poder así cumplir con sus exigencias.
 Los soportes más utilizados por la comunicación alternativa son, radios, televisión, medios escritos o la Web. En general, los mismos que los grandes medios. La diferencia reside en como esos espacios son utilizados, por quien y como llevan a cabo sus trabajos. Los medios alternativos son mayoritariamente, radios comunitarias, escolares, centros culturales y de fomento, sociedades, cooperativas. Canales de televisión de alcance local o regional, conducidos por personas que no son expertas ni profesionales pero desean colaborar desde donde pueden. También están los periódicos de tirada local, revistas semanales o mensuales, boletines, volantes, hojas, afiches o panfletos distribuidos por la vía pública. Por ultimo, los espacios en Internet. Pueden ser portales, blogs, redes sociales o una variante de los anteriores en otro formato. En estos casos, por ejemplo en una red social, cada cual tendrá libertad de exponer lo que desee sin la obligación de guardarse ni callarse nada, y quien no este de acuerdo tendrá la posibilidad de no consumirlo.  Todos estos contribuyen para la difusión alternativa de información. En su mayoría son compuestas por personas que toman a la comunicación como una necesidad y una oportunidad. Para conocer ellos y dar a conocer a su entorno los temas que los afectan y también como una actividad en donde puedan dedicar su tiempo a hacer un bien social.
 La comunicación alternativa es tomada también como un elemento de lucha, frente a los medios masivos y a las políticas y economías dominantes. Muestra una actitud contestataria a los grandes medios. Buscan otras formas de comunicar y de llegar a su publico, para ello rompen con los marcos ideológicos tradicionales que los medios dominantes utilizan para la difusión. Proponen temas reaccionados a los derechos, la calidad de vida y el bienestar social pero siempre dentro de su área de influencia que en general es local/regional. Esta forma de ver a los nuevos medios es demostrar a las grandes empresas que existen otros lugares y otros temas notorios que también merecen ser difundidos. Es darse a conocer, mostrarse y hacer hincapié en lo que verdaderamente le interesa al vecino de una ciudad. Hacerle ver a los medios masivos su interés ideológico y comercial, y a su vez, como se puede romper con eso, salir de esos moldes y dedicarse a comunicar libremente. Es evidenciar que la “libertad de expresión” no es sólo una frase hecha que se propone pero no se puede cumplir sino que es posible hacerlo siguiendo los pasos correctos, como por ejemplo terminar con los medios monopólicos ya que si el poder está en unas pocas manos las cosas se harán según establezcan ellos y lo que se diga, claramente, hará énfasis en sus posturas e ideologías, con contenidos editados y empleados obligados a decir o callar determinadas cosas.
 En referencia a este ultimo aspecto, la nueva Ley de Medios pasa a jugar un papel crucial. Esta ley permitirá a colegios secundarios y universidades tener sus propias señales, sin necesidad de ser una sociedad comercial. Estas por su parte transmitirán contenidos educativos tanto para jóvenes como niños y su control lo llevará a cabo la misma comunidad. Las provincias tendrán su espacio en el que podrán difundir contenido local y regional, destinados a fomentar su cultura. Las cooperativas, por su parte, también contaran con un régimen para su utilización. La Ley de la democracia, definitivamente, ayudará para controlar el excesivo poder de los medios masivos y a su vez promoverá la igualdad de oportunidades a la hora de comunicar. Servirá para federalizar la comunicación, es decir, que cualquier lugar del país, por ejemplo una radio comunitaria de Jujuy, pueda contar con su espacio propio para expresar sus ideas, promocionar su lugar y su patrimonio cultural. Todo esto, sin necesidad de tener un fin económico. Por lo que los fines meramente informativos/periodísticos se mantendrán. En fin, la nueva Ley será de gran apoyo y ayuda para los medios populares y alternativos debido a que las oportunidades serán igualitarias y de una vez por todas, estos medios, antes relegados, podrán demostrar lo importantes que son para una comunidad.
 La comunicación/información popular, alternativa y participativa ocupa un lugar fundamental en la vida de los individuos ya que suelen mostrar las cosas desde otra óptica, mostrando lo que otros deciden no mostrar, conformando así un pilar elemental para saber lo que pasa alrededor de cada uno. El artículo trató de demostrar estas cuestiones, la importancia de la comunicación y su por que y por otro lado, el desinterés y las desventajas de los medios masivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada